miércoles, 9 de mayo de 2018

CFDI 3.3 y CRP Nueva Obligación


Por Adrián Domínguez Landero

Durante el transcurso  del período de enero a abril del 2018, hemos estado tratando de entender qué hacer con los Complementos de Recepción de Pagos (CRP’s) o recibo electrónico de pagos, es claro según muchas personas, que el inicio de la obligatoriedad es a partir del 1 de septiembre de 2018 y durante este tiempo es opcional la emisión de éste, esto según la publicación del pasado 16 de febrero de 2018 en la página del SAT de una versión anticipada de la Primera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2018, en la cual, a través del artículo Tercero transitorio establecen que para los efectos de la regla 2.7.1.35., los contribuyentes podrán optar por expedir CFDI usando la versión 3.3. del Anexo 20 sin incorporar el complemento para recepción de pagos hasta el 31 de agosto de 2018. La regla mencionada se refiere a que cuando se emiten CFDI’s que no se paguen en una sola exhibición, se deberá emitir el CRP; en el Código Fiscal de la Federación en el art. 29-A fracc. VII inciso B, nos explica la obligación de expedir el CFDI por el total de la contraprestación y uno por cada uno de los pagos cuando no sean en una sola exhibición; pero viene otra duda, ¿qué es pago en una sola exhibición?; para dar respuesta a esta pregunta, nos remitimos al método de pago que viene definido en el Anexo 20 para la emisión de CFDI, en éste nos marca dos opciones:

·         PUE       Pago en Una Exhibición                      Cuando se emite el CFDI al momento de pago


·         PPD       Pago en Parcialidades ó Diferido      Cuando se emite el CFDI y el pago se recibe en parcialidades ó completo pero posteriormente a cuando se emita el documento (venta a   crédito)

Por lo tanto, podemos afirmar que aún cuando la entrada en vigor de la obligación para expedir el CRP inicia el 1 de septiembre de 2018, estamos obligados a emitir un CFDI de ingresos por cada pago recibido, considerando que ha quedado definido qué es “Pago en Una Exhibición”.

La conclusión es que debemos emitir CRP por los cobros recibidos a partir del 1 enero de 2018 cuando nace la definición de “Pago en Una Exhibición” y que unifica en una clasificación los pagos diferidos en el tiempo que en la práctica son ventas a crédito, así como los pagos en parcialidades que es claro que son también ventas a crédito, aún cuando aparentemente sea opcional.

Por el lado de la parte que hace los pagos, será importante tener los comprobantes fiscales digitales que amparen los pagos para evitar el riesgo de que sean deducibles para efectos del ISR o que tampoco sea el IVA Acreditable por estas erogaciones, que además recordemos que deberán ser hechos con transferencias electrónicas, tarjetas de débito ó crédito, cheques para abono en cuenta del beneficiario y si el pago es efectivo que el importe del comprobante no sea mayor de $2,000, según los requisitos que debemos observar en los artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación.

A este momento no ha habido pronunciamiento al respecto de esto por parte de las autoridades del SAT, pero vale la pena tomar provisiones; también nos sirve para validar los sistemas de emisión, completar los datos de nuestros clientes, asegurar las vigencias de los sellos digitales y lo mas importante, organizar nuestros procesos internos para este cumplimiento.

Para llevar estos controles, no veo otra forma mas sencilla y segura, que contar con sistemas que permitan validar de forma masiva tanto la emisión a clientes como la recepción de pagos hechos a proveedores y que les muestre con precisión y seguridad que se cumplen los requisitos fiscales.

Feliz implantación.